Noticias

Calma a su gente

Calma a su gente

Augusto Batalla, el joven arquero de River aclaro que entendio las criticas porque, como hincha, el tambien le exigia a quien ocupaba ese lugar y explico que pensar en Boca seria erroneo porque, de no conseguir el triunfo ante Temperley, se esfumarian las chances en el torneo.

Con casi un año afianzado en la Primera de River, Augusto Batalla sigue en una etapa de crecimiento. El arquero tuvo buenos rendimientos, pero algunos errores -sobre todo ante Boca y Rosario Central- lo pusieron en el ojo de la tormenta, algo que comprende por el lugar que ocupa.

"Tengo que responder, eso lo tengo claro, yo también soy hincha y quería que el arquero responda. Pero uno es joven, está pegando sus primeros pasos en un arco que es el más grande de América, entonces hay que llevarlo paulatinamente. Las cosas se vienen haciendo bien salvo uno o dos partidos que no salieron bien. Y también hay que entender que las críticas son más fáciles hacia alguien que tiene veinte años que a alguien con trayectoria", comentó.

"En mi corta carrera siempre me tocó todo muy rápido. Cada año fueron progresando muy fuerte y muy rápido las cosas. Hoy en día estoy asumiendo una responsabilidad muy grande al ser el arquero de la Primera de River. Es fútbol y no todo sale perfecto como uno lo sueña, pero me quedo tranquilo con el trabajo que hago para poder recuperarme de malas y potenciarme en las buenas", agregó en diálogo con el canal deportivo TyC Sports.

El arquero pidió no dar por cerrada la clasificación en la Libertadores: "Quedan tres partidos y los otros equipos también pueden sumar. Nosotros tenemos que volver a sumar, más que nada en casa contra Emelec y el DIM. Obviamente con Melgar allá también, sabemos que son condiciones climáticas y de altura complicadas, pero intentaremos sumar para poder enfocarnos en la última recta del campeonato".

"El empate con Sarmiento nos dejó un sabor amargo porque estábamos ahí, habíamos logrado un montón de situaciones de gol y no pudimos cerrar el partido. Pero fuimos a Emelec con la intención de ganar y traernos los tres puntos. Y creo que, más allá del empate con Sarmiento, el equipo viene teniendo una ideología de juego y potenciando sus virtudes y solucionar un poco los defectos. Después del sábado empieza una seguidilla, entonces es importante esta semana para tratar de potenciarnos un poquito más para el último tramo de lo que queda", señaló.

Para finalizar, contó por qué dentro del plantel aún no se menciona el Superclásico: "Para la gente es inevitable pensar en Boca porque es 'el' partido, nosotros nos tenemos que mentalizar en Temperley que está en un gran nivel, en definitiva si no sumamos los puntos de Temperley, de nada sirve. Tenemos que sumar esos tres puntos, volver a ganar en casa por Copa e ir con el envión y la adrenalina lógica que genera un Superclásico".

 

 

Fuente: www.lapaginamillonaria.com

Comentarios