Noticias

Con ganas de volver

Con ganas de volver

Bologna asegura que la operacion en la espalda es "una piedrita en el camino", y se ilusiona con una chance en su vuelta a las canchas.

Enrique Bologna no la está pasando nada bien porque “amo jugar al fútbol y es bravo no estar en el día a día”. Sin embargo, el arquero de 35 años se recupera de la operación de hernia de disco en la zona lumbar con el mejor humor y el mayor optimismo posible. “Porque quiero volver a estar en una cancha cuanto antes, ya estoy aburrido de dormir y de tomar mate”, le cuenta a Olé desde su casa.

-¿Cómo son tus días?

-Por ahora sigo en reposo y con kinesiología. Por suerte 48 horas después de la operación (se hizo el jueves 13) ya estaba caminando. Tengo que esperar que cicatrice la herida para empezar a moverme en el club. Eso ya te cambia el ánimo porque estás con el grupo.

-¿Cómo te lesionaste?

-Empecé a sentir dolor en la espalda un par de semanas antes de la reanudación del torneo y no pude entrenarme más. Al principio, con los médicos del club intentamos tratarlo con kinesiología pero no podía mejorar. Entonces se buscaron alternativas y decidimos la operación.

-¿Cuánto tiempo te demanda la recuperación?

-En realidad, cuando a uno le hablan de la espalda parece algo grave, complicado, pero en este caso yo empezaría a moverme en tres semanas y a partir de ahí iré avanzando según la evolución. Me lo tomo con tranquilidad porque la verdad es que son cosas a las que estamos expuestos por la exigencia con la que trabajamos. Y no me puedo quejar porque es la segunda lesión que tengo en 35 años y ésta no es nada al lado de lo que viví cuando se me cortó el tendón rotuliano en Banfield… Esta recuperación es relativamente rápida: a los dos meses ya estaría haciendo trabajos de campo.

-Pero te tocó justo cuando podías tener minutos por la doble competencia.

-Sí, pero no pienso en eso, solamente en trabajar a conciencia para recuperarme bien. Es una piedrita en el camino y hay que correrla para ponerme bien y volver a tener chances. Estoy seguro que las voy a tener. No vine a River a ocupar un lugar: quiero jugar y demostrar que estoy a la altura de este club.

-¿Pensás que vas a tener posibilidades de sacarle el lugar a Batalla?

-Tengo que trabajar para mí y demostrarle al entrenador que estoy para jugar.

-¿Te sorprende el nivel de Batalla a su edad?

-Y, con 21 años está demostrando que puede jugar, algo que en River no es nada fácil porque estás mucho más expuesto y tenés la responsabilidad de hacer todo bien. Para eso hay que estar fuerte de la cabeza todo el tiempo y Augusto lo está. No era fácil reemplazar a un arquero como Barovero, que dejó una marca en el club.

-¿Y cómo evaluás tu rendimiento en River?

-Es que prácticamente no jugué... No se puede decir si anduve bien o mal por un partido aislado. Lo que te marca si estás a la altura o no es la continuidad. Y no la tuve.

-Cuando llegaste ya sabías que ibas a tener pocas chances...

-Gallardo, a quien sólo conocía de haberlo enfrentado, fue muy sincero conmigo cuando me llamó. Esa es su principal virtud como entrenador. A mí me gusta la sinceridad. Y él es muy claro.

-¿Qué te deja hasta el momento tu paso por River?

-Aprendí mucho. El trabajo con Tato Montes (entrenador de arqueros) me hizo cambiar movimientos en el arco, en los centros, acortar distancias, manejar los pies… -¿Qué modelos tenés? -Buffon, un fenómeno que casualmente tuvo la misma lesión que yo después del Mundial 2010. Y me gustan Neuer, Keylor Navas y Rulli.

-¿A tu futuro lo imaginás en River o en otro lado?

-Tengo tres años de contrato. Desgraciadamente me tocó pasar por esta lesión pero pienso solamente en pelear por un lugar para jugar en River y sé que en algún momento me va a tocar.

-¿Soñas con ganar la Copa desde el lugar que sea?

-Falta mucho, pero es obvio que la Libertadores es el sueño de todos y el principal objetivo a pesar de que también vamos a intentar pelear el torneo.

 

Fuente: www.ole.com.ar

Comentarios