Noticias

Cumple un sueño

Cumple un sueño

Esteban Andrada ya se sometió a la revisión médica y contó sus sensaciones antes de firmar su contrato. "El margen de error en un equipo grande es chico", comentó.

Esteban Andrada tiene sueños... Y también tiene sueño. La noche del lunes prácticamente no la durmió. Recién se acostó a la 1.30 luego de haber sido parte del triunfo de Lanús por penales sobre Douglas Haig, por la Copa Argentina. Y a las 5.30 puso el despertador para levantarse y dirigirse a un centro médico porteño donde lo esperaba la revisión médica de rigor previo a la firma de su contrato con Boca. Hablando de sueños, el arquero contó a la salida de los chequeos médicos: "Para mí es un sueño ir a Boca. Uno de chico siempre sueña con estas cosas. Ya pasamos la parte de los estudios clínicos y esperando ahora a ser citado esta tarde para firmar".

El arquero de Lanús, que firmaría su vínculo con el Xeneize por cuatro temporadas, contó que no habló con Guillermo Barros Schelotto ni con nadie del cuerpo técnico, a quienes conoce de su paso por el Granate. "No hablé aún con él aunque lo conozco bien porque estuve tres años en Lanús, en el que me ayudaron mucho en lo personal y les estoy muy agradecido. A mí me llamó mi representante antes de jugar la revancha con Junior por la Sudamericana. Yo estaba en Colombia y me dijo que existía un interés de Boca".

Sobre esta chance que le aparece en su carrera, manifestó: "Me llega en un buen momento. Estoy bien, con confianza, vengo hace un año y medio jugando con una seguidilla importante de partidos y eso es fundamental para un arquero. Sé que el margen de error en un equipo grande es muy chico. Hay que ser fuerte de la cabeza y trabajar fuerte para achicar ese margen de error".

Justamente, dicho margen de error es el que pone en el foco de los cuestionamientos a Agustín Rossi. "A cualquiera que esté arrancando le cuesta mantenerse porque nosotros convivimos con el error, en donde sabés que cometés un error y eso te puede costar la carrera. De hecho he conocido casos. Por eso tenemos que estar bien de la cabeza y sentirnos preparados para todo", afirmó.

Uno de los arqueros que mejor juegan con los pies, producto de la influencia de Jorge Almirón, explicó que esa idea también figura en los planes de Ezequiel Carboni. "Su intención es que yo juegue adelantado. Como en todos los partidos la idea es tener la posesión, cuando la perdemos el rival te mete pelotas a espaldas de los centrales y si yo me quedara en el arco quedaría lejos para poder achicar. En Boca veré y haré lo que me pida el entrenador".

 

Fuente: www.ole.com.ar

Comentarios