Noticias

Un arquero centenario

Un arquero centenario

Julio Chiarini jugó su partido 100 defendiendo el arco de Instituto. Se consagró como héroe del club de Alta Córdoba. ¿Fue, también, su final? El arquero de la Gloria no quiso explayarse pero dejó abierta la chance.

Llegó a Instituto en julio de 2009 en silencio desde Alumni de Villa María por expreso pedido del por entonces entrenador Marcelo Bonetto. Se generaron muchas dudas en su llegada a tal punto que la dirigencia le bajó el sueldo convenido en un principio. Se quedó a lucharla y el 27 de febrero de 2010 jugó su primer partido defendiendo el arco “glorioso”. Fue en Vicente López en un triunfo 2-1 ante Platense. Pasaron tres años, tristezas, alegrías, hazañas, llanto, broncas, cien partidos... y con ello, la idolatría del hincha de la “Gloria”. Para el mundo del fútbol el protagonista de esta historia es Julio Chiarini, pero para los hinchas albirrojos es “San Chiarini”.

Por tal motivo, anoche fue homenajeado por el club y los hinchas, más allá del clima que atentó para que la fiesta al arquero centenario fuera mayor. “¡Ole, olé, olé, Julio, Julio...!”, fue la ovación que desde hace tres temporadas se repite en el estadio Monumental; y ante Defensa, no fue la excepción.

Aunque su primer partido fue en febrero de 2010, recién en julio de 2011 logró consolidarse como titular de Instituto, tras la partida de Jorge Carranza, y la llegada del técnico Darío Franco, quien lo confirmó en su puesto, a pesar de que también había traído a Matías Vega para pelearle el puesto. Julio se consolidó y fue una de las figuras de aquel histórico equipo. Y lo continuó hasta la actualidad. Aunque, tal vez, anoche haya sido su último partido en Alta Córdoba, debido a que se multiplican las versiones sobre una venta.

“No quiero hablar de mi despedida pero puede haber novedades”
Tras el empate y los ecos de las ovaciones, el técnico albirrojo, Elvio Agüero, lo saludó a modo de despedida y Julio Chiarini le retribuyó regalándole una camiseta. “No quiero hablar de si es mi despedida, sólo se que me voy de vacaciones y que puede haber novedades”, dijo el “1”. En tanto, según le dijeron a PODIO mañana podría resolverse parte de esta posibilidad de que se marche, ya que se firmaría un poder para que un empresario pueda negociarlo. La lluvia ya se había marchado; y la familia miraba desde un costado orgullosos, mientras Chiarini firmaba cientos de autógrafos. Esta vez, tal vez, la despedida se haga realidad.

Comentarios