Noticias

El arco protagonista

El arco protagonista

Vélez volvió a coronarse campeón del fútbol argentino y otra vez, una de las bases para dicho logro, estuvo en los dos arqueros que tuvieron la posibilidad de defender la portería del fortín. En el comienzo del torneo fue Germán Montoya quien empezó como titular. Sin embargo luego de la derrota frente a Newell´s por 1 a 0, Ricardo Gareca decidió darle la oportunidad a Sebastián Sosa, quien apenas recibió 3 goles en las 9 fechas que disputó.


A comienzo del semestre Vélez sacudió el mercado y le arrebato a Boca al arquero uruguayo Sebastián Sosa. Sin embargo, el técnico del fortín decidió darle prioridad a Montoya, quien venía detrás de Barovero, a la espera de una nueva oportunidad. Los 10 primeros encuentros los atajó el ex Belgrano, quien comenzó en un muy buen nivel. Después de la derrota por 4 a 2 frente a Colón, Gareca decidió mantener a Germán Montoya en el arco, pero al partido siguiente el equipo volvió a perder y el técnico optó por cambiar de mando la portería.

La modificación transcurrió con total normalidad. Sin declaraciones explosivas, ni ruido mediático, Sosa se hizo cargo del arco. A medida que fueron pasando los partidos, el uruguayo comenzó a ganar mayor protagonismo, con atajadas que fueron decisivas para poder mantener el resultado. En los últimos tres partidos el ex Peñarol logró mantener su valla invicta y eso resultó fundamental para que Vélez se coronase nuevamente campeón del fútbol argentino.

El equipo de Liniers vuelve a tener dos grandes arqueros en su nómina. La salida de Barovero se suplió con la contratación de un portero con gran presente y mayor futuro. Montoya, como en toda su trayectoria, demostró que es un jugador en el que Gareca puede confiar para cualquier circunstancia. Con la presencia de dos grandes arqueros en el plantel, Vélez vuelve a demostrar que los porteros son la base para la construcción de un equipo sólido y ganador.


Por Javier Furwasser

Comentarios