Noticias

El futuro llego hace rato

El futuro llego hace rato

En el futbol argentino ultimamente se ha visto a arqueros de corta edad debutar en distintos equipos y que ademas, por el buen nivel demostrado en los partidos jugados en Primera, se han afianzado y adue?ado de sus respectivos arcos siendo algunos hoy en dia titulares indiscutidos.

Augusto Batalla es uno de estos jóvenes arqueros que se está destacando en el fútbol de nuestro país. Oriundo de Hurlingham, comenzó jugando como volante central pero gracias a que un día faltó el arquero de su equipo, tuvo que ocupar el arco y desde ahí, nunca más se sacó los guantes.  Realizó todas las inferiores en River dónde además de demostrar un gran nivel, se destacó en el Mundial de Clubes sub-17 de 2013 (contuvo dos penales en la semifinal ante Barcelona) en el cual Millonario alzó la copa en Madrid, España.
  
  Batalla tuvo la enorme responsabilidad de ocupar el arco defendido por Marcelo Barovero luego de la excelente etapa de River en el plano internacional, dónde entre los títulos logrados se encuentra la Copa Libertadores 2015. Ya había tenido su debut no oficial un 18 de enero de 2016 en el torneo de verano disputado en Mar del Plata en la derrota por 3 a 2 frente a Independiente. Su estreno oficial se produjo, con tan solo 19 años, un 3 de abril de ese mismo año, partido en el cual River perdió 2 a 1 contra Patronato en Entre Ríos.
  
    Una vez que Barovero partió para México, el arquero de 21 años nunca perdió la titularidad, a pesar de que el club de Núñez haya incorporado al experimentado Enrique Bologna. Fue cuestionado por sus actuaciones ante Boca en la derrota por 4 a 2 en el Monumental y por la final de la Copa Argentina en la victoria de River por 4 a 3 frente a Rosario Central, pero rápidamente pudo recuperarse de ese traspié y logró ganarse la confianza del público millonario con el correr de los partidos.

     Además, en la corta carrera de Batalla se puede resaltar su paso por las selecciones
juveniles. Allí se consagró campeón del Sudamericano Sub-17 disputado en Argentina y del Sudamericano Sub-20 jugado en Uruguay.
  
    Por el lado de Boca, actualmente quién se apoderó de los tres palos fue el joven arquero de 21 años Agustín Rossi. Llegó al Xeneize para ocupar un arco que no tenía un dueño afianzado tras la salida de Agustín Orion a Racing y la lesión de Guillermo Sara. Una vez arribado al club, le ganó la pulseada al otro arquero de su misma edad, Axel Werner, quién venía siendo titular en los últimos partidos.
  
   Rossi hizo las inferiores en Chacarita, club en el cual debutó con 18 años frente a Instituto por la fase final de la Copa Argentina 2014, partido en el que fue derrotado por 3 a 1. Formó parte del plantel y fue pieza fundamental que logró el ascenso a la B Nacional en el mismo año en que comenzó su carrera profesional. Luego pasó a Estudiantes de La Plata, dónde tan solo disputó 3 partidos y por ese motivo fue cedido a Defensa y Justicia a mediados de 2016. En el conjunto de Florencio Varela participó de 10 partidos habiendo recibido 9 goles hasta que finalmente fue transferido a Boca.

   Si se habla de jóvenes arqueros que han surgidos en los últimos años, no hay que olvidarse de mencionar a Rodrigo Rey. El actual arquero de Godoy Cruz es hoy en día uno de los mejores en el puesto en el fútbol argentino. Sus grandes actuaciones con el club mendocino indican que su próximo equipo será fuera de este país.

   Hizo las inferiores en River, sin embargo nunca llegó a jugar de manera oficial y fue cedido a préstamo a Newell´s. En el club rosarino tampoco tuvo la oportunidad de jugar en Primera, pero en declaraciones dadas, el nacido en Santa Fe aseguró que entrenar al lado de Nahuel Guzmán y de Sebastián Peratta le fue de gran ayuda para fortalecer sus cualidades como arquero. Fue en el conjunto mendocino dónde iba a tener la oportunidad de debutar en 2015, a los 24 años, en el empate por 2 a 2 frente a Vélez en el estadio Malvinas Argentinas. Desde allí que se afianzó como titular en el Tomba hasta consolidarse como uno de los mejores arqueros del país.

   Alexis Martín Arias es otro de los jugadores que se ha destacado en el arco. Sus actuaciones en los últimos partidos con Gimnasia de La Plata han hecho que su nombre suene cada vez más.
  
    Comenzó a jugar en el Atlético Pellegrini, club de su ciudad natal y pasó a formar parte del Lobo en la séptima división en 2008. A pesar de formar parte del plantel profesional de Gimnasia desde 2012, recién en 2016 hizo su estreno oficial por 32avos de final de la Copa Argentina en el triunfo por 2 a 1 ante Deportivo Madryn. El gran rendimiento del arquero de 24 años que tuvo a lo largo de la temporada le aseguró la titularidad en el arco tripero.

   En los dos equipos cordobeses que están en este momento en Primera División también hay dos nombres a destacar. Por el lado de Talleres, Guido Herrera de 25 años es quien está ocupando el arco. Comenzó en las inferiores en el Club Deportivo de Río Cuarto y tras varias pruebas logró quedar nada más y nada menos que en Belgrano de Córdoba, rival eterno de Talleres.

  Nunca pudo debutar en el arco del pirata, siendo convocado al banco de suplentes en dos ocasiones. En busca de un club en donde jugar, en julio de 2013 pasa a Defensores de Belgrano de Villa Ramallo (actualmente en el Federal A), donde debuta como jugador profesional y siguió en el club hasta fines de 2015.

    Al año siguiente llegaría a Talleres y una lesión sufrida por el arquero titular de ese entonces, Mauricio Caranta, le permitió ocupar el arco del Tallarín. Se convirtió en pieza clave para conseguir el ascenso a Primera División batiendo el récord de valla invicta en el club con 701 minutos sin recibir un gol. Su excelente desempeño continuó en Primera ya que fue menos goleado en la primera mitad del campeonato actual, causa por la cual Boca quiso comprar a Herrera, pero el club cordobés lo calificó como intransferible.

   Lucas Acosta de Belgrano es otra de las promesas argentinas bajo los tres palos. El joven de 22 años inició su trayectoria en el Club Universitario de Córdoba y pasaría al Pirata en la sexta división. Su primera aparición en la máxima categoría se dio en 2015 por la segunda ronda de la Copa Sudamericana ante Lanús como visitante en la derrota de su equipo por 5 a 1 (ingresó al minuto de juego tras la expulsión de su compañero Pablo Heredia).

   Poco a poco los grandes les van dejando, involuntariamente, su lugar en el arco a los más chicos, en un puesto en el que se supone que quienes lo ocupan son los más experimentados y dándole tranquilidad al amante del fútbol de que la posición está en buenas manos.

Comentarios