Noticias

La duda de los grandes

La duda de los grandes

Los entrenadores de Boca y River dudan y hasta no descartan que los arqueros roten entre el torneo de la Primera Division y la Copa Argentina

  El puesto de arquero suele ser ingrato para algunos, gratificante para otros y clave para los entrenadores. En el año 2006, un profesor en una escuela de directores técnicos fue claro: "Después de la experiencia que acabo de tener, lo único que les puedo decir con seguridad es que, antes de agarrar un equipo, asegúrense que van a contar con un buen arquero. Si no, no agarren". Esa sensación también involucra a los equipos más poderosos, ya que hoy tanto Guillermo Barros Schelotto como Marcelo Gallardo (aunque puedan manejar en la intimidad una tendencia) mantienen la duda en relación a quién ocupará el puesto que no tiene defensa, ese que -cuando se falla- es gol del rival. ¿ Guillermo Sara o Agustín Rossi ? ¿ Augusto Batalla o Germán Lux ? Boca y River tienen billeteras poderosas, pero aún así no es sencillo conseguir muchas veces los refuerzos más deseados. Y en medio de la pretemporada, el Mellizo y el Muñeco deshojan la margarita para evaluar quién terminará atajando.

  En Orlando, Estados Unidos, se van repartiendo las posibilidades. Ayer, hubo dos amistosos ante Soccer Institute at Montverde Academy, en una de las canchas del OMNI Resort. Por la mañana, atajó Bologna para los suplentes y por la tarde jugaron un tiempo cada uno: arrancó Lux y lo reemplazó Batalla. El martes, ante Orlando City, Batalla jugó para los suplentes, equipo donde también estuvo Scocco, y el titular fue Lux.

  Batalla, de 21 años, dijo ayer previo a su partido: "No quiero perder la titularidad. No me enojaría, me disgustaría. Una vez que entrás, no querés salir. Yo sé que compito por el puesto con los dos arqueros de más experiencia, con Lux (35) y Bologna (35). Me voy a esforzar el doble porque no quiero perder la titularidad", y agregó con respecto a la visión que pueda tener su entrenador: "Gallardo siempre me respaldó, incluso después de algún error. Pero siempre trató de ser muy justo en sus decisiones en función de lo que estaba necesitando el equipo. Si me toca salir, lo voy a aceptar. Y si me toca seguir atajando voy a ser el hombre más feliz del mundo"

  Lux había expresado un día antes sus ilusiones de haber regresado a River tras jugar diez años en España (entre Mallorca y La Coruña): "No tengo idea de quién va a atajar. Estoy preparado para pelear por el puesto. Volví con muchas ganas, pero acá no hay titulares ni suplentes. Y todos vamos a tratar de aportar rendimiento por el bien del equipo. La competencia será sana, aunque todos trataremos de ganarnos un lugar".

  Tanto Guillermo Barros Schelotto como Marcelo Gallardo mantienen la incertidumbre. El DT de Boca sostuvo ayer, desde Ciudad de Este, en la conferencia de prensa: "Todos los puestos los pelean cada uno todos los días, en los partidos y en los entrenamientos. La competencia hace mejores a los futbolistas". Hoy, ante Nacional, atajaría Sara. El entrenador de River opinó desde Orlando: "Estamos trabajando bien. En Nacional (Uruguay) ya usé la rotación, la competencia entre los arqueros era muy pareja. Hoy es una posibilidad que evalúo. No lo descarto". Es más: en los amistosos jugados en los Estados Unidos, Gallardo les dio la posibilidad de atajar a los tres: Batalla, Lux y Bologna.

  En el caso puntual de Boca , Guillermo Sara (29 años) era el titular hasta que se lesionó antes de un superclásico con River, el 10 de diciembre pasado. La luxación en el hombro derecho lo marginó en el último semestre. El Mellizo puso primero a Axel Werner (21, estaba a préstamo de Atlético de Madrid), aunque luego ubicó a Agustín Rossi (21), que había llegado de Defensa y Justicia.  

  Pero lo cierto es que Guillermo Barros Schelotto siempre quiso, desde la salida de Agustín Orion, un arquero con nivel de selección para el arco de Boca. Por eso insistió con Agustín Marchesín y luego pidió por Mariano Andújar y Sergio Romero , todas negociaciones que no llegaron a buen puerto. Pero para entender la importancia del puesto vale dar como ejemplo que Boca, a través del presidente Daniel Angelici (que luego se arrepentiría) llegó a ofrecer casi 7 millones de dólares a Santos Laguna, de México, por Marchesín, a quien el Mellizo dirigió en Lanús.

  "La recuperación ya quedó atrás hemos cumplido los tiempos hablados desde un principio. El hombro respondió muy bien y arranqué la pretemporada de igual a igual, como en la pelea por el puesto con Rossi. La llegada de Agustín la vi muy bien, se adapto muy rápido", dijo ayer Sara desde Ciudad del Este (donde Boca está haciendo la pretemporada) en declaraciones a Radio Mitre. Y agregó: "Lo difícil del arco de Boca es tener que salir a ganar siempre en cualquier cancha. En todos los clubes de la Argentina hay un recambio generacional en el arco. En lo que a mí respecta, lo único que se me pasa por la cabeza es ganarme un lugar. Lo que me deja tranquilo es que cuando tuve continuidad, de la mano de Guillermo, mi rendimiento fue de menor a mayor. No me molesta que hablen de la llegada de otro arquero en cada libro de pases, sí duele que no se valore el trabajo de uno".

  El Mellizo siempre fomentó por la competencia interna a la hora de armar los planteles y decidir los refuerzos, por lo que no se desespera por nombrar al titular. El DT, como Gallardo en River, tampoco descarta que uno (Sara) ataje en el campeonato local y otro (Rossi) en la Copa Argentina. Serán dos luchas del día a día entre la experiencia y la juventud.

 

Fuente: www.lanacion.com.ar

Comentarios