Noticias

La pasión no entiende de edades

La pasión no entiende de edades

Conocé a Colin Lee, el arquero de 79 años que comenzó a atajar desde los seis años y aún no piensa en parar. ¿A esa edad, te ves en el arco?

El portero de mayor edad del Reino Unido aún juega a este precioso deporte con su club local, a la edad de 79 años.

Colin Lee empezó a jugar al fútbol cuando tenía seis años y ha acumulado cientos de partidos a lo largo de sus 73 años de carrera.

El jubilado se desempeña como asistente de ocho equipos en su ciudad natal de Northampton, incluido un equipo de veteranos en el que juega además la mayoría de los sábados.

También fue galardonado con el Premio de Deporte Comunitario de Barclays por su trabajo en el fútbol comunitario.

El aficionado del Wolverhampton Wanderers dijo: “Me han dicho que debo estar loco para ser portero, así que creo que debo estar cerca porque lo he hecho durante mucho tiempo”.

“Me encanta lanzarme a todo lo largo de la portería como un lunático.

“Tengo artritis en las manos y articulaciones y mis rodillas están más rígidas que antes, pero todavía disfruto cuando hago una buena parada”.

“Me he hecho muchos moretones pero, sorprendentemente, en más de 70 años nunca he tenido lesiones graves en el fútbol.

“Cumpliré 80 años en junio, pero no tengo intenciones de dejar de jugar. Jugaré mientras mi cuerpo me lo permita y, por supuesto, si me siguen seleccionando para el equipo”.

Lee empezó golpeando balones en el patio de recreo cuando tenía seis años y cuatro años después se unió al equipo escolar.

Desde entonces ha jugado para seis equipos, al inicio como mediocentro y durante las últimas seis décadas como portero.

Dijo: “Cuando empecé en el fútbol, cubría cualquier posición con tal de jugar. Pero desde 1949 he jugado en la portería, realmente lo disfruto.

“Tengo una habilidad especial para saber hacia dónde los jugadores van a lanzar el balón y es un orgullo para mí defender la portería con mi cuerpo”.

Lee creó el Thorplands Club 81, un equipo de la Liga del Domingo, junto a sus compañeros de trabajo, tras dejar la Real Fuerza Aérea en 1974.

Desde entonces, ha creado otros tres equipos de adultos, tres equipos juveniles y el equipo de veteranos de la Real Fuerza Aérea, que fundó para ayudar a los jugadores de mayor edad a hacer ejercicio con regularidad.

Ahora juega con su hijo, Colin Junior, de 50 años, y su nieto Tom, de 21, quienes son miembros del mismo equipo.

Lee dijo: “Es maravilloso jugar con mi hijo y nieto.

“Desafortunadamente, Colin sufre los mismos problemas de rodilla que he tenido, pero es increíble cuando todos salimos a jugar en el mismo equipo.

“Todavía puedo salir a jugar 90 minutos, pero también trabajo mucho entre bastidores, de hecho, ahora intentamos construir una nueva casa club y un centro comunitario para las generaciones futuras”.

 

Fuente: es.sports.yahoo.com

Comentarios