Noticias

La sorpresa de Scaloni

La sorpresa de Scaloni

El actual técnico del seleccionado argentino apostará en el amistoso frente a México con Paulo Gazzaniga, arquero de 26 años que se desempeña en el Tottenham.

Paulo Gazzaniga muestra orgulloso la evidencia que lleva consigo a todas partes todo el tiempo. Es una pulserita que tiene en la muñeca derecha con los colores de la bandera de Argentina. Es lo primero que exhibe ante la broma de un periodista que le preguntó si se sentía más europeo que argentino. “Yo soy argentino y acá está la prueba. Tengo esta cintita desde que me fui. Las raíces están acá y este es mi país”, contestó muy en serio después de haber soltado una risa de compromiso. Es que este arquero de 26 años que nació en Murphy, un pueblo ubicado a 156 kilómetros de Rosario, quiere dejar bien en claro sus sentimientos por su tierra natal, más allá de que hizo toda su carrera en el viejo continente.

Es, sin dudas, el nombre que nadie tenía en carpeta de los 28 citados por Lionel Scaloni en esta última gira del año, que tiene a los amistosos contra México del viernes 16 en Córdoba y del martes 20 en Mendoza como protagonistas. Muchos debieron buscar su apellido en Internet para conocer de dónde venía y cuáles fueron los pasos que tuvo que dar para ganarse esta oportunidad. “Me sorprendió el llamado. Fue de un día para el otro. No tenía indicios de que me iban a llamar. Yo venía haciendo mi trabajo como siempre y me agarró desprevenido. Mauricio (Pochettino) me lo dijo y pensé que me estaba bromeando”, le contó Gazzaniga a Clarín todavía vestido con la ropa de entrenamiento en el predio de Ezeiza.

“Cuando me enteré me acordé desde el primer momento en que toqué una pelota hasta del último entrenamiento. Me emocionó el llamado y se me cruzaron mil millones de cosas en la cabeza”, sigue el lungo de 1,96 de altura, que milita actualmente en el Tottenham de Pochettino. A principio de mes debutó en la Champions League en el 2-1 ante PSV. Fue clave con atajadas destacadas y hasta se animó a gambetear a un delantero rival y salir jugando.

Gazzaniga llegó a España a los 15 años junto con su papá, quien también fue arquero -igual que su abuelo-, y a su hermano. La separación de sus padres fue el motivo del cambio de rumbo. Allí se formó en el club Torre Levante y en la academia del Valencia hasta los 18 años, edad en que quedó libre y decidió probar suerte en la cuarta división de Inglaterra con 50 euros en la billetera. Jugó en el Gillingham y saltó al Southampton de la Premier League donde conoció a Pochettino, que luego se lo llevaría al Tottenham.

Gazza, ahora, cosecha su siembra. “Esto es un sueño. Todos los que nacemos en la Argentina y nos dedicamos a esto en algún momento soñamos con vestir estos colores”, comenta. Y revela que, de yapa, está cumpliendo otro anhelo: “Ser compañero de Chiquito Romero es otro sueño más para mí. Lo sigo y es un orgullo estar entrenando con él”. También apunta que su referente en el puesto es un compañero suyo: “Uno de mis referentes es Hugo Lloris y tengo la suerte de compartir con él el vestuario. Trato de seguir sus pasos”.

Qué le van a hablar de imposibles a Paulo, que ahora piensa en seguir cumpliendo sueños: “El objetivo es competir y ganarme un lugar. Para eso estoy acá y estoy preparado siempre para cuando me toque jugar”. Quién dice que sea en unos días.

Comentarios