Noticias

No hay marca inalcanzable

No hay marca inalcanzable

Paul Bastock, arquero del Wisbech Town, tiene 47 a?os y se encuentra a un paso de superar la cantidad de partidos jugados por el legendario Peter Shilton.

   Con las cientos de miles de estadísticas mundiales que hay en un deporte centenario como el fútbol, existen marcas que parecen imposibles de romper. Una de ellas la ostenta Peter Shilton, el arquero inglés víctima de Diego Maradona en el Mundial de México 1986 (le hizo el gol de la mano de Dios y el mejor tanto de los mundiales), que con 48 años jugó 1249 partidos. Pero por estos días, un colega y compatriota suyo va derechito a quebrar su récord.

   Según el medio inglés BBC, el último miércoles, Paul Bastock igualó las 1249 apariciones en la victoria del Wisbech Town, donde ya es una leyenda, ante el Sleaford Town en la "United Counties Football League Premier Division". Y si el próximo el sábado pisa la cancha contra el Thetford Town llegará a las 1250 presentaciones, un récord que parecía imposible de batir.

   "Shilton fue mi héroe", sentenció el arquero, quien nunca se cruzó con el ex jugador de la selección inglesa durante sus tres décadas como jugador. Según contó, será un alivio cuando supere el récord y dijo que intentará ponerse "conversar con él". "Cuando hice 1000 apariciones esperábamos que se pusiera en contacto, pero no lo hizo, así que no se ve muy bien para esta", bromeó el Bastock.

   Bastock hizo su debut profesional a los 17 años para Cambridge United. En su carrera tuvo un breve período en Malasia, pero es reconocido por sus doce años en Boston United, donde es el máximo ídolo del club.

   El veterano contó a la BBC que estuvo a punto de retirarse antes de alcanzar el récord porque "estaba harto del fútbol en general". Relató que se cansó de la falta de respeto del público y que para él los 1250 partidos eran "sólo un registro" del cual "nadie iba a saber al respecto".

   "Pero todo se lo debo a mi esposa, porque me cuida la espalda todo el tiempo para tratar de superar el récord de Shilton", siguió. Y por último confesó que nunca alcanzó "la altura de lo que quería en el fútbol", pero que llegar al récord "es algo que nunca soñé".

 

Fuente: www.clarin.com

Comentarios