Noticias

Nunca se rinde

Nunca se rinde

Tudorel Mihailescu tiene 50 a?os y ataja en la cuarta division de Rumania con una particularidad. Tiene solo un brazo.

La posición de arquero es una de las más complejas e injustas del fútbol, pero al rumano Tudorel Mihailescu se ve que no se lo comentaron cuando decidió asumir ese rol en el Romprim de Rumania.

No sólo es admirable que siga atajando en la cuarta división de su país a los 50 años, sino que además lo hace... ¡con un brazo!

Fruto de haber nacido con el cordón umbilical alrededor de su brazo izquierdo -lo que le causó la atrofiad de esa extremidad-, Mihailescu sufrió la pérdida de su mano izquierda y parte del brazo.

Aún así, decidió seguir su pasión y defender el arco del club de las afueras de Bucarest y también ganarse la vida en una empresa de reciclaje de basura.

 

Fuente: www.tycsports.com

Comentarios