Noticias

Regresa a casa

Regresa a casa

El arquero de Brasil Julio Cesar volvera a defender el arco del Flamengo, club en el que hizo su debut como profesional en 1997.

El Flamengo anunció el lunes 29 de enero de 2018, el regreso del guardameta brasileño Júlio César, quien a sus 38 años vuelve al equipo de Río de Janeiro por tan solo tres meses y como broche final a una carrera que le llevó a triunfar en clubes europeos como el Inter de Milán o Benfica.

“El portero Júlio César está de vuelta en el Flamenco”, anunció el conjunto carioca en un comunicado divulgado este lunes.

El arquero negó cualquier posibilidad de extender su contrato, por el que percibirá un “salario simbólico”, y afirmó que una vez que finalice el Campeonato Carioca cerrará su carrera profesional.

“Vuelvo feliz, con muchas ganas de ser campeón y de cerrar la carrera de manera brillante. Si hoy soy quien soy es por el Flamengo, que forma parte de mi formación como hombre”, manifestó el portero en rueda de prensa.

El jugador dijo que no ha vuelto “para robar el lugar de nadie”, sino para “ayudar y colaborar en la medida de lo posible, principalmente con los más jóvenes”.

Júlio César llegó al equipo más popular de Brasil cuando tenía doce años y seis después, en 1997, disputó su primer partido profesional frente al Botafogo.

Vistió la camiseta del Flamengo en 284 ocasiones hasta que en 2005 fichó por el Inter Milán, con el que ganó la UEFA Champions League y el Mundial de Clubes en 2010, entre otros títulos.

Después de Italia, el cancerbero estuvo en el Queens Park Rangers inglés y el Toronto FC canadiense antes de llegar al Benfica portugués, que abandonó en noviembre pasado de mutuo acuerdo con el club tras tres temporadas en las que consiguió tres ligas, una Copa y una Copa de la Liga.

Con la selección brasileña, el veterano portero fue convocado por primera vez en 2002, aunque solo debutó en 2004, cuando la Canarinha ganó la Copa América.

También levantó dos Copas Confederaciones (2009 y 2013) y actuó en los Mundiales de 2006, en Alemania, y 2010, en Sudáfrica.

 

Fuente: www.elcomercio.com

 

 

Comentarios