Noticias

Roa cambió al Manchester United por los Adventistas



Carlos Ángel Roa visitó al Perú con la selección de Argentina y mostró sus dotes de golero extraordinario. Sin embargo, a los 29 años, en la cúspide de su carrera, decidió dejar el arco y convertirse en sacerdote adventista.

“Lechuga” era un guardameta muy prometedor, que incluso fue recibido con honores en su país al atajarle a Inglaterra dos penales que definieron la clasificación albiceleste a los cuartos de final del Mundial de Francia 98.

Tras iniciarse en el Racing de Avellaneda, y brillar en Lanús, migró a España para jugar en el Mallorca. Le fue tan bien que recibió una oferta del poderoso Manchester United. Cuando se hablaba de su transferencia al equipo de Alex Ferguson, el golero anunció su retiro profesional, por razones religiosas.

Durante el año siguiente, dedicó su tiempo a colaborar activamente como miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, la cual se caracteriza por guardar reposo el sábado. Se convirtió en pastor y predicó la palabra del Dios.

Sin embargo, nueve meses después de su retiro volvió al Mallorca, dejando en claro que no taparía si un partido tocaba sábado. Pese a sus ganas, nunca recuperó su mejor forma. Además, tuvo que lidiar con un tratamiento contra un cáncer testicular que, felizmente, pudo superar.

Hoy, el popular “Lechuga” -le dicen así porque es vegetariano- se dedica al entrenamiento de guardametas y a sus labores pastorales.

Comentarios