Noticias

Sin perder las ganas

Sin perder las ganas

Pese a las reiteradas criticas que recibio por sus ultimas actuaciones, el arquero de River German Lux, se siente tranquilo y afirma que el objetivo a conseguir por el equipo es obtener la Copa Argentina.

“Cuando las cosas iban bien no me creí que era muy bueno o un ídolo, pero cuando las cosas van mal tampoco me creí que era un desastre”. El que habla es Germán Lux, uno de los jugadores más criticados por la mala semana de River, en la cual quedó afuera de la Copa Libertadores luego de estar 3-0 en el global y con la derrota en el clásico contra Boca. El arquero sintió esa mirada enfocada en él, y afirmó: “Lo manejé con tranquilidad, sé cuál es mi profesión, la exposición que tenemos, lo que te exige jugar en River. No estoy para nada arrepentido de haber vuelto. Agradecido a la dirigencia y a Marcelo por dejarme cumplir este sueño, me llena de felicidad vestir y defender esta camiseta. Es una pena y un dolor muy grande lo que nos pasó, la Copa y el clásico, pero no deja de ser un deporte. Mantener la calma y seguir trabajando con humildad. Las críticas con respeto, bienvenidas. Molesta cuando no son objetivas o son de mala fe”.

Lux contó que ya habló con Francescoli luego de sus polémicas declaraciones en cuanto al arco de River, “me pidió disculpas y las acepté", mientras que se enfocó en poder terminar el año con una alegría. “Siempre hay que mantener la tranquilidad. Pasaron días complicados, nos quedamos afuera de jugar una final de Libertadores, una herida que cuesta digerirla. Después hemos sido superiores a Boca y hemos perdido. Nos encontramos con dos escenarios adversos, pero este grupo es fuerte. Lamentablemente se nos escapó la final de la Libertadores, que dejamos escapar nosotros, hay que hacernos responsables de lo que nos pasó y seguir. El otro día dimos un paso importante, tratar de ganar una copa antes de fin de año, ese es el nuevo objetivo”, dijo en Halcones y Palomas, por TNT Sports. ¿Y la Superliga? “Boca se ha escapado, juega un solo torneo y puede enfocarse en un torneo. A nosotros nos costó por estar jugando Copa Libertadores y Copa Argentina. El campeonato es muy largo. El año pasado River estuvo a punto de ganarlo y Boca llevaba una ventaja considerable. Hay que tener paciencia y esperar”, respondió el arquero.

“Nosotros estamos expuestos, River te exige partido a partido, estás ahí arriba o allá abajo. Tenemos que asumir ser repsonsables y seguir trabajando para crecer. Nosotros hacemos autocrítica adentro, soy muy autoexigente conmigo mismo. No me tienen que venir a decir cuándo me equivoqué y cuándo no. Eso lo tengo bien claro. Uno no se quiere equivocar apropósito nunca. A veces salen bien, a veces no. A veces rebota en la mano y sale, otras veces no. Trabajo todos los días para que no nos hagan goles, y para que las cosas me vayan bien. Pero es fútbol y pasan. Yo no quiero agarrar la pelota y meterla adentro. Hay que laburar, ser humilde. Lo que recibo de la gente es cariño y es recíproco. Soy feliz donde estoy y quiero aprovechar, agarrarme de esta posibilidad que me dio Marcelo de poder jugar”, completó Lux, quien ya piensa en el duelo ante Independiente por la Superliga, aunque con la final de la Copa Argentina vs. Atlético Tucumpan como el gran partido de lo que queda del 2017.

 

Fuente: www.ole.com.ar

Comentarios