Noticias

Porterías con incógnita de futuro

Porterías con incógnita de futuro

Tres grandes porteros, los tres españoles y todos ellos internacionales por España. Solo jugarán dos. Por los blaugranas parece claro y en los merengues debería jugar quien lo ha hecho en los partidos ligueros hasta ahora, pero ante un partido de esta magnitud no se debe descartar un cambio de última hora.

Este clásico está marcado por las nuevas estrellas que han llegado a la liga BBVA, nuevos inquilinos en el banquillo y el incierto futuro que rodea a los responsables de defender las redes de ambos contendientes. Si bien es cierto que en el lado ‘merengue’ el debate está abierto por tener en nómina a dos grandes porteros y existir una rotación poco habitual en esa demarcación.

Por su parte, la grada culé no termina de entender las razones del primer portero que ha gozado de continuidad en el Camp Nou. Un portero que fue pitado y criticado en algunos momentos hasta llegar a convencer a esa misma afición que ahora busca la manera de convencerlo para que renueve unos años más por los blaugranas.

Lo que está claro es que la campaña actual va a dar muchos titulares y debates entorno al futuro de ambas porterías, con tres porteros tan distintos como de nivel igualmente elevado.

Iker Casillas, el rey sin trono

El de Móstoles ha defendido la meta del equipo blanco durante más de diez años y es la primera vez que ve discutida su titularidad, aunque con Vicente del Bosque ya tuvo algunos momentos similares en su competencia con César Sánchez. Ahora los protagonistas y el origen de su suplencia son bien diferentes.

Desde que Mourinho lo relegara al banquillo, Casillas se ha hecho un habitual entre los 7 que esperan su momento desde la banda. Y eso que cuando el Real Madrid cambió de entrenador todo hacía pensar que volvería a ser el dueño del área, pero Carlo Ancelotti consideró que su competidor estaba en mejores condiciones y fue Diego López quien se hizo con la titularidad.

Pero el técnico italiano es consciente del nivel de ambos porteros, así que decidió dar al campeón del Mundo la oportunidad de volver a la titularidad en la Champions League y la Copa. Iker no decepcionó  y pese a una lesión en el primer minuto del primer partido, volvió por sus fueros rindiendo a buen nivel.

Porque Casillas es uno de los mejores en el mano a mano, con unos reflejos y capacidad de reacción que no tienen parangón dentro del fútbol actual. Desde aquellas intervenciones milagrosas ante el Leverkusen que acabaron por dar la Novena al conjunto de la Castellana.  Sin embargo, sus detractores le achacan sus problemas en el golpeo de balón y sus malas salidas a balones aéreos, estas últimas fueron objeto de duras críticas en el comienzo de la temporada pasada. Sus últimas declaraciones reafirmarán a sus críticos, mientras sus catorce años a gran nivel bajo los palos deben darle un margen de confianza en Chamartín.

Víctor Valdés, el hastío de la presión

La situación del ‘arquero’ de Hospitalet viene generando controversias desde que hiciera oficial que no iba a renovar con el Barcelona y que pensaba abandonar la entidad blaugrana una vez terminado su actual contrato, en el próximo verano. El culé aludió a problemas de sobrepresión en un equipo con las exigencias del catalán.

Y desde luego no ha debido ser fácil hacerse con un puesto que desde la salida de Zubizarreta del Camp Nou no tuvo continuidad hasta su llegada. Con Víctor se puso punto y final a una larga lista con nombres de la talla de Reina, Enke, Rüstü, Bonano, Hesp o Vítor Baia. Cuando esta campaña acabe, habrán sido diez años defendiendo con regularidad la partería del F.C. Barcelona.

Gran desplazamiento el largo de la pelota y capacidad de mando en el área son las principales características de un portero que cuando ha tenido que hacer “milagros” también los ha hecho.  La situación actual de Iker Casillas le ha llevado a discutirle claramente la titularidad en la Selección nacional y por supuesto el ha respondido como uno de los mejores porteros de la actualidad.

Aunque en La Masía ya se han oído voces autorizadas clamando para que se haga lo posible y lo imposible para que el meta catalán reconsidere su decisión, la firmeza que ha mostrado Valdés ha llevado a su actual club a comenzar a sondear el mercado. Y si es verdad que su camino va directo a Mónaco, debemos  comenzar a disfrutar con cada intervención de este gran portero.

Diego López, la recompensa del trabajo

Desde las pasadas Navidades el portero de Lugo está cumpliendo su sueño, el de cubrir la portería blanca cada fin de semana. Lo hace superando un escenario muy complicado, con una afición dividida entre los que apoyan la decisión de Ancelotti y los que consideran que está equivocado. Pese a oír constantemente como aplauden y corean el nombre de su compañero, el acumula grandes partidos con la zamarra del Real Madrid.

Aunque desde el pasado mercado invernal Diego López ha rendido a gran nivel, el panorama que encontró en el Bernabéu no fue el idóneo. A la exigencia que supone ocupar la portería del Madrid, se le unían hacerlo en sustitución de todo un icono como Iker Casillas y  con la polémica entre el madrileño y José Mourinho. Pese a ello nunca dejó de rendir y alimentó la polémica sobre quién debería ostentar el puesto titular en la portería a base de buenas actuaciones.

De hecho su buen estado de forma fue la principal razón por la que el nuevo entrenador ‘merengue’ le dio la alternativa en esta temporada 2013/14, campaña en la que López parece dispuesto a no conceder oportunidades a su rival por el puesto. Ya sabemos la decisión salomónica de Carlo y el de Lugo se ha quedado con los 38 partidos de Liga para cumplir el sueño que fue a perseguir a Villarreal en el 2007.

En ese duelo que vive con Casillas se da una interesante peculiaridad en lo que se refiere a cualidades de uno y otro. Pues los puntos fuertes de Diego López, balones aéreos y golpeo de balón, son los flojos del madrileño y viceversa. Sin duda es un bendito problema para cualquiera que tenga que decidir y una garantía para el Real Madrid, pero la posición de portero rara vez ha vivido una situación así y eso abre el debate sobre el tiempo que ambos aguantarán esta alternancia que ha impuesto Carlo Ancelotti.

Comentarios