Noticias

Los pilares de la ilusión

Los pilares de la ilusión

Luego de la eliminación de River de la Copa Sudamericana y de la derrota de Boca frente a San Lorenzo por el torneo local, ambos equipos perdieron gran parte de todas las ilusiones que tenían a principios del semestre de llevarse algún premio. Los resultados acompañaron hasta fines de octubre pero el nivel futbolístico detonó lo que Marcelo Barovero y Agustín Orión trataron de evitar por todos los medios.

Si Boca y River llegaron a noviembre con la posibilidad de obtener algún título, gran parte de ese mérito se lo llevan los arqueros.  Barovero se consolidó en este semestre y de manera notable. No solo se adueñó por completo del arco sino que además se transformó en la figura del equipo y opacó a las contrataciones del equipo Millonario que llegaron como promesas de algo que no se concretó.

El caso de Orión es distinto. Desde su llegada al Xeneize,  el ex San Lorenzo, atravesó momentos muy buenos. En el primer semestre logró romper el record de goles recibidos en torneos cortos. Luego llegó a la final de la Copa Libertadores y obtuvo la Copa Argentina, pero siempre dentro de la tónica de un equipo que funcionaba muy bien. Sin embargo en estos meses, el ex Estudiantes, se convirtió en el líder del equipo y cada vez tiene más protagonismo tanto dentro como fuera de la cancha.

Ambos atraviesan un gran momento en el año previo al mundial. No se trata de instaurar nombres para generar una polémica sin sentido, sino reconocer que Barovero y Orión no se van a conformar con lo actualmente tienen, sino que, en vistas de la gran gala del fútbol mundial, tienen todo como para dar un paso más.

Por Javier Furwasser

Comentarios