Noticias

Van por uno bien Grosso


Las idas y vueltas en el tema del arquero en San Martín son constantes. Es que cuando parecía que el buzo finalmente sería para Ezequiel Medrán, apareció un nombre que no figuraba en las especulaciones, como el de Damián Grosso. El ex Talleres de Córdoba, desde donde se fue hace un mes por problemas con el gerenciador del club, sería finalmente el nuevo refuerzo del verdinegro en caso que Gastón Sessa no llegue. El Gato, hasta ahora la prioridad para el puesto, tiene contrato hasta mitad del próximo año con Barcelona de Ecuador y en esas tierras dan como hecha la continuidad del ex Vélez.

Si Grosso, de 32 años, se sumase al plantel se cumpliría el deseo de los dirigentes de traerle un competidor a César Monasterio, quien aclaró que no tenía decidido su futuro más allá contar con contrato hasta junio próximo. Eso se debe a los cuestionamientos que recibió del presidente del club.

Comentarios