Córdoba: Hay Que temerle al exitismo

Óscar Córdoba es, sin duda, uno de los futbolistas más queridos y recordados de Colombia. El arquero de 43 años, que le ha dedicado gran parte de su vida al fútbol, ha tenido un importante papel en la selección nacional, en la que jugó en todas las categorías. Cuando era juvenil participó en el Suramericano en 1988 y en la Copa Mundial de Fútbol en 1989. Fue clave en la victoria histórica 5-0 de Colombia frente Argentina el 5 de septiembre de 1993, en las eliminatorias para el Mundial de 1994, en las que sólo recibió dos goles. Hizo parte de la selección a Francia-98 y en 2001 ganó la Copa América.

El mítico arquero habló con El Espectador sobre su presente, del crucial partido del viernes frente a Ecuador, en Barranquilla y del 5-0 contra Argentina, que este jueves cumple 20 años.

¿Qué recuerda de la selección de la que usted hizo parte?
Ese fue el remate de una etapa gloriosa del fútbol del país. Colombia, antes de este grupo, era vista como una más, se había asistido al Mundial de Chile casi que por invitación. En cambio en nuestro caso se logró una buena clasificación en Copa América, posteriormente a los mundiales de Italia y EE.UU.

¿Por qué el 5-0 sigue siendo tan recordado?
Ganarle a una de las mejores selecciones en ese momento es muy significativo. Argentina tenía un récord de imbatibilidad de 25 partidos en su campo, había sido campeona de la Copa América y muchos elementos más. Ese juego significó quitarnos la paternidad deportiva de Argentina.

¿Cree que fueron más las cosas negativas que dejó ese juego que las positivas?
Cuando uno ve el desenlace, sí, pero ¿y si hubiéramos ganado el Mundial? Lamentablemente a Colombia lo eliminó el país, no lo hicimos nosotros, ni Estados Unidos, ni Rumania. Cuando nos pusieron muy arriba, éramos los mejores y nosotros no la creíamos, y cuando nos preparamos para remontar la adversidad en el último partido, vinieron las amenazas. A esa cancha no salió a jugar Colombia, allí salió un equipo totalmente golpeado por su propio pueblo.

¿Por qué desde 1998 no volvemos al Mundial?
Era una selección que si bien tenía buenos jugadores, de locales les costaba mucho ganar. No les metían goles, pero tampoco anotaban, eso lo llevó a que en el último juego siempre dependieran de otro.

¿Qué opina de la selección actual?
Yo sólo tengo palabras de elogio y admiración para los muchachos, el técnico y los directivos. Porque cuando las cosas salen mal, criticamos a los que dirigen, pero la labor hecho por Luis Bedoya, también el conjunto Dimayor y Federación Colombiana de Fútbol, lleva a que ahora tengamos tan buenos resultados. Los muchachos están en un momento maduro de la carrera.

¿La podría comparar con la que usted jugó?
Tenemos algo parecido, que es que nos están ilusionando a los colombianos y nos tienen muy contentos a todos. Y hay algo muy importante: volvemos a ser referentes a nivel mundial, en este momento es Falcao. En nuestra época era el Tino, que aunque en ese tiempo no se usaba el término, era uno de los galácticos, estaba en la cúspide del fútbol mundial. Ellos tienen a James pasando por un gran momento, nosotros teníamos al gran Pibe y así con cada jugador.

¿Colombia conseguirá la clasificación el viernes?
Sí, tendría que pasar algo muy especial para que esta selección perdiera todos los ahorros que ha logrado y no clasificara.

¿Cómo jugarle a Ecuador en Barranquilla?
Este grupo está preparado y maneja la presión perfectamente. No creo que haya problema con la clasificación, sobre todo sabiendo que tiene la opción para conseguirlo.

¿Se atrevería a decir hasta dónde va a llegar este grupo?
Hay que temerle al exitismo. El Mundial todavía está muy lejos, en este momento vemos una selección y dentro de un año vamos a ver otra diferente. De pronto con jugadores con mejor nivel, o también con peor nivel. El fútbol es un tema muy especial de cómo te levantas y cómo se levanta un grupo. Si encontramos que Falcao en este trasegar en la Liga francesa pierde nivel y no llega en la calidad que lo reconocemos en este momento, podríamos tener un equipo diezmado. Si de pronto mejora el nivel, vamos a encontrar una selección de ilusión para cada una de las rondas y así con todos los jugadores en las diferentes ligas.

¿Qué significa para usted la selección?
Todo, la selección fue muy importante. Tuve la oportunidad de hacer todos los procesos y desde que tenía 14 años estuve ahí. Me retiré ya de viejo, así que es muy importante. Es un gran orgullo, siempre quise estar ahí, es donde están los mejores.

¿A qué se dedica actualmente?
Hace un mes me retiré del Bucaramanga, donde fui presidente de la institución y se logró la conversión de corporación a sociedad anónima. También tengo contratos con empresas privadas, en el BBVA hago parte del programa de responsabilidad social y vamos por todo el país entregando útiles escolares. Tengo convenio con Herbalife, con ellos llevamos a los niños de varias ciudades becas y patrocinios para jugar, también estoy con una empresa de desodorantes y trabajo con Claro en el programa de Versus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lanzamiento del Área Educativa!

X