FÉLIX CHILAVERT

José Luis Félix Chilavert nació el 27 de julio de 1965 en Luque (Paraguay). Debutó a los 15 años en el Sportivo Luqueño de Paraguay donde jugó durante 3 años, luego en 1984 pasó al Guaraní, también de Paraguay, con el cual ganó su primer título (Campeón paraguayo).
Al año siguiente fue transferido al San Lorenzo de Almagro de Argentina. También jugó en el Zaragoza de España y Racing de Strasbourg de Francia donde ganó el último título de su carrera (Campeón de la Copa Francia) y donde se retiró en el año 2000.

Pero, sin lugar a dudas, su máxima consagración la logró el Club Atlético Vélez Sarsfield de Argentina, donde jugó desde 1992 hasta el año 2000. Apenas llegó al club enunció una frase memorable: «Vengo a salir campeón con Vélez», y así fue.

Ganó 3 veces el torneo Clausura, una vez el torneo Apertura, una Libertadores de América, una Copa Intercontinental, una Copa Interamericana, una Supercopa y una Recopa Sudamericana.
A su vez, fue jugando para Vélez que recibió las siguientes distinciones: fue nombrado dos veces como mejor arquero sudamericano, una vez como mejor deportista paraguayo del año, otra como mejor deportista del año en Argentina, dos veces como mejor arquero del año en Argentina, una vez como mejor futbolista del año en Sudamérica, dos veces como mejor arquero del mundo y también fue elegido como el segundo mejor arquero sudamericano del siglo.

Cabe destacar que Chilavert atajó durante varios años en la Selección Paraguaya, participó del Mundial de Francia 1998 y se convirtió en un símbolo de su país.

De físico corpulento y con 1, 92 de estatura «Chila» fue un arquero con una gran presencia y una fuerte personalidad que despertó amores y odios, tanto dentro como fuera de la cancha.
Polémico en sus declaraciones, pero un referente para su equipo en el campo de juego.

No sólo atajó pelotas importantes sino que también hizo goles de penal y de tiro libre. No fue un gran volador, pero siempre estaba bien ubicado ya sea para descolgar un centro o para atajar pelotas complicadas. Tenía una pegada implacable con el pie zurdo.

Convirtió 56 goles, y entre los más memorables se encuentran el primero de tiro libre convertido al arquero del Deportivo Español Pontiroli, el gol que le hizo al «Mono» Burgos, también de tiro libre, desde 60 metros y los 2 goles convertidos al «Mono» Navarro Montoya en el mismo partido, uno de ellos de tiro libre y el otro de penal.

Es preciso señalar que Chilavert posee el Record mundial por ser el único arquero en haber convertido 3 goles en un mismo partido (le hizo 3 a Oscar Ferro en 1999).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lanzamiento del Área Educativa!

X