Racha goleadora

El arquero goleador del Junior de Barranquilla Sebastian Viera volvió a darle el triunfo a su equipo con un fantástico tiro libre.

Los arqueros pateadores de tiros libres y penales se hicieron costumbre sobre todo en la década del 90 y a principio de los 2000, pero lentamente desaparecieron. Ya no es tan común ver a discípulos de José Luis Félix Chilavert, pero por suerte en Colombia todavía está Sebastián Viera, que además de romperla abajo de los tres palos también se anima con los pies.

El arquero uruguayo volvió a convertir un gol de tiro libre que le dio la victoria a Junior de Barranquilla por 2-1 contra Jaguares por la Primera A de Colombia. En un partido duro, que al minuto 34 de la segunda etapa todavía seguía igualado, Viera sacó a relucir toda su categoría con un tiro libre que valió tres puntos.

Lo llamativo del remate es que, por la ubicación, el perfil era más para un zurdo que para él. Bien recostado sobre el sector derecho del campo, casi en el vértice del área, tenía un compañero para darle con el efecto hacia fuera, pero el 1 decidió que desde ahí también tenía chances. Poco menos de 10 minutos antes de que termine el partido, resolvió por encima de la barrera y a colocar.

El resultado fue ángulo: ni siquiera la sutileza en el disparo le dio tiempo al arquero rival a llegar a sacar la pelota. Viera deliró junto con los hinchas que el protocolo permitió ingresar al Estadio Metropolitano. Gracias a esa victoria, el Tiburón sigue a nueve puntos de Atlético Nacional, líder del certamen.

El arquero, que en sus remates tiene un estilo muy similar al que supo implementar Rogerio Ceni durante su etapa de gloria en el San Pablo, ya lleva una cifra que muchos futbolistas de campo seguramente envidien, sobre todo los defensores o volantes retrasados que no suelen jugar tan cerca del arco.

Viera alcanzó los 11 goles en el conjunto colombiano, luego de haber disputado 482 partidos durante sus 10 años en el club. Es que llegó en 2011, cuando le puso fin a su carrera Larisa griego, y se sintió tan cómodo que decidió transitar la larga recta final de su trayectoria en Junior, donde es ídolo y capitán.

Claro que esta faceta de ejecutor de pelota parada no la tuvo siempre. De hecho es algo que descubrió durante su estadía en Colombia, o al menos fue en Barranquilla donde se animó a mostrar el talento que tenía con los pies además de su técnica con las manos. Desde sus inicios en Uruguay, cuando jugaba en Nacional, hasta la etapa en el fútbol europeo, donde pasó por Villarreal además de en el Larisa, Viera no había convertido goles en su carrera. Tampoco lo hizo cuando arribó a Junior, sino que tardó algunas temporadas en animarse a tomar esa responsabilidad.

Fue en 2016, cinco años después de haber llegado al club, cuando marcó su primer gol. Esa fue la temporada en la que comenzó un camino goleador que no se interrumpió nunca más: hizo tres en 2016, dos en 2017, uno en 2018, 2019 y 2020 y lleva tres en este año. Además, en distintos torneos: nueve en la Liga colombiana, uno en la Sudamericana y otro en la Libertadores.

Fuente: www.ole.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lanzamiento del Área Educativa!

X