ROA

Carlos «lechuga» Roa nació un 15 de agosto de 1969 en Santa Fe, Buenos Aires (Argentina). Debutó en Racing Club en 1988. Pasó a Lanús en 1994 donde ganó una Copa Conmebol (primera y única copa que ganó Lanús hasta el momento) y donde Roa fue una pieza clave del equipo para obtener el mencionado título.

Se destacó por sus grandes reflejos y su gran seguridad. A continuación fue transferido al Mallorca de España. En este último club ganó la Supercopa de España.

Sus grandes actuaciones hicieron que «El Lechuga» fuera convocado para la Selección Argentina. Fue titular en el Mundial de Francia 1998, donde se destacó no sólo por haber mantenido su valla invicta en la primera fase, sino también porque en el partido de octavos de final contra Inglaterra, en la definición por penales atajó dos, dándole a la Selección la clasificación a cuartos. Luego de su gran actuación en el Mundial se convirtió a la religión adventista. Incluso rechazó una oferta importante para jugar en el Manchester United. En sus declaraciones Roa dijo: «Dios vale más que diez millones de dólares». Esta religión le prohibía trabajar los viernes y sábados a la noche por lo cual se mantuvo alejado de las canchas durante un año. Estuvo abocado a la realización de labores religiosas y de caridad. Finalmente en el año 2000 decidió retornar al Mallorca donde luego de jugar unos pocos partidos se fue al club español Albacete. Enseguida le detectaron un cáncer testicular que lo obligó a alejarse de las canchas nuevamente. Lo operaron y tuvo que estar un año haciendo tratamiento (quimioterapia y rehabilitación) para volver a jugar. Mientras podía se entrenaba con un equipo de la tercera división española (Constancia de Inca). Una vez curado, Roa pudo volver a las canchas. En agosto del 2005, luego de una ardua lucha, fue contratado por Olimpo de Bahía Blanca y «El Lechuga» logró reencontrarse con su primer amor: el fútbol.

La anécdota dice que el cáncer testicular no fue el primer problema de salud que tuvo Roa, pues una vez jugando para Racing Club contrajo la malaria durante un tour de verano en Africa. Otra anécdota mucho más grata es que antes de irse a España convirtió un gol jugando para Lanús ante nada más y nada menos que el arquero goleador José Luis Chilavert.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lanzamiento del Área Educativa!

X