Velocidad y Reacción

Situado con los brazos en cruz sosteniendo un balón en cada mano, el entrenador deja caer uno de los dos balones que debe intentar atrapar el portero antes de que toque el suelo.

El portero situado entre cuatro picas debe evitar que los balones enviados por sus compañeros toquen el suelo.

El planteamiento de este ejercicio es similar pero se acota el espacio de movimiento del balón que ha de pasar entre las piernas del portero antes de que pueda pararlo.

El portero, de espaldas al entrenador, le envía los balones lanzándoselos por debajo de las piernas. Tras esta acción, gira e intenta recoger los golpeos que le devuelve el entrenador.

Ahora el portero está sentado frente al compañero, delante de la portería. Este lanza el balón de modo que bote en el suelo, entre ambos. En este momento se debe producir la reacción que impida la entrada en portería.

Ubicado en esta ocasión en el centro de la portería, el portero enviará el balón a la cabeza del entrenador, que se encuentra situado en el punto de penalty, para que éste remate a gol.

Buscando reproducir futuras situaciones del juego, en el área se sitúa una barrera de compañeros que se abrirá cuando el jugador lance el balón al portero, dificultando la visibilidad y potenciando la velocidad de reacción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lanzamiento del Área Educativa!

X