La Cláusula de Santiago Mele

El arquero uruguayo de Unión firmó una contrato especial con el club, una cláusula que hace feliz a mucha gente.

Hay veces que los jugadores no solo son personas que se ponen la ropa de un club y salen a la cancha para defender los colores. Hay muchos que también tienen grandes acciones que generan una felicidad inmensa en otra persona y, lo que parece simple para unos, es mucho para otros. Este es Santiago Mele, el arquero de Unión que firmó una cláusula solidaria y social.

​El uruguayo llegó a Unión para hacerse con el arco del equipo santafesino y no solo se destaca con sus actuaciones, también con sus acciones. Santiago firmó con el Tatengue una cláusula solidaria y social, algo que hace en cada equipo en el que juega. La misma consiste en ayudar a personas que la necesitan y sus colaboraciones siempre se viralizan en redes sociales, generando miles de comentarios positivos hacia él y su iniciativa.

La cláusula se aplica cada vez que el arquero mantiene la valla invicta o ataja algún penal, el arquero incita a la institución en la que está trabajando a llevar a cabo una donación o una acción social. Por ejemplo, cuando era arquero de Plaza Colonia, atajó un penal y activó la cláusula. Entonces donó materiales a un equipo integrado por gente con Síndrome de Down. Esto fue el inicio de una nueva forma de ayudar a la gente que lo necesitaba y otra motivación para el arquero que suele colaborar mucho.

Hace poquito, en Unión, volvieron a circular en redes varias fotos de un encuentro entre Los Búhos, el equipo de fútbol para ciegos que representa a la provincia de Santa Fe a nivel nacional, y Santiago Mele junto a otros compañeros. El arquero llevó varias pelotas y otros elementos para colaborar con ellos. Sebastián Jaurena y Leonel Bucca también donaron, participaron de un entrenamiento y aprendieron lo que es jugar al fútbol para no videntes.

“Me llena, me gratifica y me motiva”, declaraba Santiago Mele. Como estas colaboraciones, hay otras más. Cuando atajaba en Uruguay, realizaba fines caritativos con la huerta Buscando Espacio y el equipo de fútbol de Amputados de Plaza. En Turquía comenzó a estudiar biodecodificación, una herramienta de la psicología que le cambió su forma de pensar.

“La biodecodificación, la psicogenealogía y muchas herramientas que me permitieron salir del lugar en el que estaba y tomar conciencia de que yo era el protagonista y el responsable de lo que estaba pasando y como tal también podía hacer algo al respecto para que eso cambiara», le dijo el arquero a El Observador en una entrevista cuando todavía era jugador de Plaza Colonia.

También, agregó: “La biodecodificación me parece muy útil en el mundo del fútbol porque ayuda a entender que las lesiones que tenés están somatizando en su mayoría un estrés emocional que no tenés conscientemente”.

Sin dudas, un arquero que responde dentro y fuera de la cancha, que alegra a los hinchas y a las personas que tienen la posibilidad de conocerlo desde otro lado. Comenzó como una buena iniciativa y hoy es costumbre. Los clubes, encantados con esto, también se suman y colaboran mutuamente para dejar un buen mensaje. Un arquerazo y un tipazo.

Fuente: www.ole.com.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Se viene el Campus de Verano y la Pretemporada para Arqueros 2024!

X